generico informar a su mdico acerca de los remedios a base de hierbas, vitaminas y aditivos si se da el caso.
13 Febrero 2012

Una novela de amor adúltero en la Edad Media, con el trasfondo de la batalla de las Navas de Tolosa es la que presentó Juan Eslava Galán en la web Periodista Digital. En ‘Últimas pasiones del caballero Almafiera’ (Planeta) un gran elenco de personajes de los diferentes estratos sociales de la época forman parte de la historia narrada por un trovador, que describe a fondo cada detalle de sus vidas.

El hilo conductor de la novela es el caballero Don Gualberto, quien acude a Zaragoza para recuperar su feudo y se encuentra envuelto en una historia de amor. Como en la actualidad, según nos cuenta el autor, el amor no tenía que ver con el matrimonio, y esta obra lo explica a la perfección.

Eslava ha conseguido mostrar cómo era la vida hace ocho siglos, y para ello ha utilizado un narrador de la época: “Yo quería darle a la novela el ambiente adecuado medieval, y lo mejor era darle voz de la época, un trovador o un juglar, pero además yo puedo incurrir e incurro en escenas sexuales muy explícitas que dichas por mí, quizás me sonrojaría”.

Entre las páginas de la novela se hacen varias alusiones a situaciones muy particulares: “Existían juguetes sexuales, que es algo que nos sorprende mucho, e incluso existían juguetes sexuales en los conventos de monjas”.

“Cuando había hambrunas se daban casos de canibalismo, aparte en las partidas (que era el marco legal) se dice explícitamente que si el señor del castillo está rodeado por el enemigo, antes que rendirse por hambre, puede comerse a su hijo si le hace falta, pero que el castillo no se rinde nunca”.

Una de las temáticas más frecuentes es la religión:”El cristianismo es una religión irrealizable, siempre tenemos la doble moral. Una cosa es cumplir con los sacramentos y arrepentirse, es muy cómodo que un cura te da la absolución y ya estás libre de pecado para volver a pecar. Y otra cosa es vivir con arreglo a los evangelios, así no vive nadie, ni antes ni ahora. El alma humana es pecadora por naturaleza”.

Las disputas y batallas entre nobles y reyes forman una parte esencial en la novela, y Eslava ha tratado de acercar a la etapa actual: “Los cinco reinos estaban emparentados y había entre ellos siempre disputas. De alguna forma hago un guiño a la España de las comunidades, de forma que ahora somos 17 reinos y a veces nos llevamos mal de un modo gratuito, porque al fin y al cabo somos todos lo mismo, pero nos llevamos mal porque algunos políticos nos enzarzan en esas luchas tontas que tenemos a veces”.

Fuente de la noticia: noticiaaldia.com
PREMIOS LITERARIOS POR ORDEN ALFABETICO
LOS MAS VENDIDOS FICCIÓN // NO FICCIÓN
Desarrollada x Serlib Internet