generico informar a su mdico acerca de los remedios a base de hierbas, vitaminas y aditivos si se da el caso.
28 Noviembre 2011
'Estamos orgullosos de la Transición pero nos dio una democracia imperfecta'. Aún así asegura que los políticos tenían 'más categoría que los actuales'

Juan Eslava Galán se ha permitido el lujo de bautizar cada una de las décadas más decisivas de la historia española. El lujo y el trabajo de anotar y acotar los acontecimientos transcendentes que dejaron huella. Empezó esta tarea, en 2005, con un título original, 'Una historia de la Guerra Civil que no va a gustar a nadie', siguió con 'Los años del miedo', que reconstruye la vida de los españoles en la posguerra, y el pasado año publicó, 'De la alpargata al seiscientos', sobre los cincuenta y sesenta.

Ahora le toca al turno a los setenta, que Eslava revisa de cabo a rabo, en La década que nos dejó sin aliento, que presentó el viernes en Valencia. El atentado de Carrero Blanco, la muerte de Franco, el 23-F y la llegada al poder de los socialistas son los jalones que marcan la evolución de aquellos años.

"Una de las conclusiones a la que he llegado tras revisar a fondo ese periodo tan intenso es que todos los problemas que tenemos ahora proceden de lo mal que se hicieron entonces las cosas", afirma Eslava, que ha invertido siete meses en la redacción de un libro a partir de una material documental acopiado durante varios lustros.

"Aunque estamos muy orgullosos de la Transición lo cierto es que nos otorgó una democracia muy imperfecta, con una Ley Elector viciada, un Estado de las autonomías insostenible, y una chapuza de Constitución que ya debería haberse cambiado o reformado en mayor parte".

Desde Carrera Blanco

El libro arranca con la voladura de Carrero Blanco, en 1973, y concluye, en 1982, con la llegada de los socialistas al poder. Como en entregas anteriores, el autor se vale como testigos y narradores de sus imprescindibles personajes, el chato Puertas, el cura Don Próculo y los pícaros Medio Peo y Burro Mojao.

"Los cambios sociales fundamentales que se produjeron en aquella década en cuanto a conquistas sociales, como la liberación de la mujer, no se los debemos a los políticos sino a la propia sociedad española que había madurado mucho en los sesenta", comenta Eslava. "Existía una numerosa clase media, colchón entre los extremistas de uno y otro signo, que proporcionó estabilidad a un país que se asomaba al abismo".

A pesar de sus críticas a los políticos de la Transición, Eslava reconoce que tenían "más categoría que los actuales, y fueron capaces de firmar el Pacto de la Moncloa. A ver si estos son capaces de hacer lo mismo", agrega.

Coincide con Pilar Urbano en que el atentado de Carrero tuvo apoyo desde el exterior. "El explosivo que se usó se había experimentado sólo en Vietnam y no estaba al alcance de los terroristas de entonces que eran unos auténticos chapuceros que hasta se dejaban olvidada la pipa un algún bar".

Eslava combina la ficción y el ensayo. Ha cosechado importantes premios, como el Planeta por 'En busca del unicornio', o el Ateneo de Sevilla por 'El comedido hidalgo', entre otros. 'La mula' y 'Rey Lobo' son sus últimas novelas, y en febrero publicará otra, aunque piensa seguir con su crónica personal de la historia española.

Fuente de la noticia: El Mundo
PREMIOS LITERARIOS POR ORDEN ALFABETICO
LOS MAS VENDIDOS FICCIÓN // NO FICCIÓN
Desarrollada x Serlib Internet