generico informar a su mdico acerca de los remedios a base de hierbas, vitaminas y aditivos si se da el caso.
23 Septiembre 2011
El escritor presenta L’ Alma Robada’, una obra en la que pone voz a las fotografías de Mario Rojas y Pablo Lorenzana

Es inconfundible. Una marea de tirabuzones pelirrojos llenos de palabras que, una vez enroscadas de la manera precisa, crean alguno de los textos que termina plasmando en un papel. El escritor allerano Pablo Texón no pasa desapercibido ni por sus palabras, siempre muy asturianas, ni por su persona, siempre tan cercana. Ayer presentaba en Oviedo su último libro, L’ Alma Robada : 14 textos de unas mil palabras cada uno, que describen, explican o dibujan sendas imágenes de los fotógrafos, también asturianos, Mario Rojas y Pablo Lorenzana, periodista gráfico de LA VOZ.

Este trabajo mezcla literatura, tan etérea, tan subjetiva, con fotografía, la plasmación más real de la realidad. Un tanto extraño, ¿no le parece? Lo es, sí. Pero lo cierto es que las fotografías no son del todo la realidad más real, ya que carecen de contexto. Lo que hago es fantasear con esa imagen que me sirve como excusa para hacer reflexiones o traer a colación recuerdos, sentimientos… Hay una confrontación entre la imagen y las, más o menos, mil palabras que escribo. Pero terminan complementándose ambos elementos.

Entonces, una imagen ¿no vale más que mil palabras? No me gusta generalizar. Depende de la imagen y de las palabras. En este caso, la parte más importante del trabajo son las fotografías, sin duda. Yo no hice más que lo que hago siempre: escribir sobre una fotografía. La diferencia es que en este caso, el lector puede observar esa porción de la realidad, cuando normalmente, esos elementos sólo están en mi cabeza.

¿Escogió usted las fotografías? No y eso es lo más interesante. La elección fue de los fotógrafos, porque son fotografías que no podrían publicar en un periódico, por ser artísticas o porque captan algo que va más allá de la inmediatez de la noticia. Así que cada uno de los que hacemos este libro, aportamos lo que mejor sabemos hacer y que no deja de ser lo mismo: plasmar la realidad.

Usted, como siempre, lo hace en asturiano. ¿Por qué? Francamente, porque me apetece. Porque es la lengua con la que me críe, es de casa. Escribo en asturiano porque me gusta, me encanta. También por afectividad personal, claro, que es la parte romántica. Pero nunca tomé la decisión de escribir en asturiano, sólo lo hago. Es natural en mí.

¿Cree en la cooficialidad de ambas lenguas en Asturias? Claro que creo, y mantengo esperanzas de que llegue ese momento. Pero lo veo muy difícil y seguramente sea tarde.

¿Puede definir tarde? Si tu padre está enfermo y el médico llega tarde, quiere decir que ya no tiene remedio. No sé si me explico...

Perfectamente. ¿Está enfermo el asturiano? Mucho. Y tiene difícil cura. Especialmente en cuanto a uso urbano y a presencia en la sociedad. Tampoco quiero ser apocalíptico, pues en muchos entornos se mantiene con vitalidad. Pero sin el apoyo institucional y político el asturiano es difícil que sobreviva. Corre un grave peligro de que el médico en cuestión no llegue a tiempo y no me imagino lo que puede doler ese momento.

Fuente de la noticia: La Voz de Asturias
PREMIOS LITERARIOS POR ORDEN ALFABETICO
LOS MAS VENDIDOS FICCIÓN // NO FICCIÓN
Desarrollada x Serlib Internet