generico informar a su mdico acerca de los remedios a base de hierbas, vitaminas y aditivos si se da el caso.
26 Abril 2011
El dibujante Alfonso Zapico publica una ambiciosa vida del escritor irlandés contada en cómic

Joven realidad del cómic español, Alfonso Zapico deleita los paladares más exigentes con su última novela gráfica, «Dublinés», una obra que repasa la trayectoria vital del afamado escritor James Joyce. «El libro está formado por muchas cosas a la vez: es la biografía de un escritor universal, pero también un viaje en tren, un cúmulo de pequeños detalles y variopintos personajes, trozos de vida pegados a un pedazo de la historia de Europa...», detalla Zapico (Blimea, Asturias, 1981).

El álbum suponía «un reto personal» para Zapico, ya que «Dublinés» (Astiberri) ha sido su primer trabajo de corte biográfico. «He querido acercar a Joyce, tan alejado de modas y tan aparentemente críptico, a través de mis dibujos», asegura el ilustrador. «La biografía tiene ventajas e inconvenientes: el autor parte de una historia ya cerrada, lo que simplifica el trabajo. Pero si quieres ser fiel, tienes que hacer una intensa labor de documentación para crear unos personajes creíbles, un escenario detallado y unos diálogos coherentes», añade.

Una vida llena de anécdotas

Lejos de fantasear con la figura de Joyce, el dibujante llevó a cabo un relato estricto de los hechos originales. «En su vida abundan los episodios pintorescos que se tornan increíbles; hechos como el sueño de la pantera en Dublín o el encuentro con Proust o la escenita de la Ópera de París pueden parecer exagerados, pero se corresponden exactamente con la vida del autor», puntualiza. «Recurrí a la biografía de Joyce realizada por Richard Ellmann, que está considerada como la mejor biografía literaria jamás escrita. Ellmann me dio las pistas, los nombres y los lugares, y luego acudí a libros específicos o a internet para poner cara a los personajes e imagen a los paisajes», recuerda.

El dibujo de Zapico, exquisito, ha sufrido pequeñas variaciones respecto a obras como «La guerra del profesor Bertenev» o «Café Budapest». «Es un estilo cambiante pero propio, donde los personajes son de algún modo realistas y los escenarios están muy trabajados para lograr que el lector se sumerja de lleno en la historia», analiza el autor.

Los textos se presentan de forma concisa, generando una lectura agradable y fluida. «Corría el peligro de que el narrador se convirtiera en un monologuista aburrido, así que opté por la prosa sencilla, irónica a veces, cercana y eficaz, más cerca de una conversación que de un monólogo», apunta Zapico.

Desde un punto de vista cromático, «Dublinés» destaca por su extensa gama de grises. «Cada historia tiene su formato y su color, y pensaba que a ésta le venía fantástica un tono grisáceo, aunque en mi opinión no es una historia triste», apostilla el creador del tebeo.

El ilustrador ha requerido dos años para terminar el libro, que vio la luz gracias a una beca de la Maison des Auteurs, institución dependiente del francés Centre National de la Bande Dessinée et l'Image (CNBDI). «La Maison es un semillero de ilustradores, historietistas, creadores audiovisuales... Un espacio de trabajo compartido que permite a unos y otros intercambiar técnicas y puntos de vista, así como desarrollar un proyecto y beneficiarse de la infraestructura que ofrece Angulema», expone.

«Dublinés» supera con creces las doscientas páginas, pero Zapico se ha dejado mucho material en el tintero. «Lo reuniré en una especie de 'cuaderno de viaje-libro ilustrado-making off' que se titulará 'La ruta Joyce', un recorrido por las cuatro ciudades donde él vivió y escribió: Dublín, Trieste, París y Zurich», anuncia.

Fuente de la noticia: Diario ABC
PREMIOS LITERARIOS POR ORDEN ALFABETICO
LOS MAS VENDIDOS FICCIÓN // NO FICCIÓN
Desarrollada x Serlib Internet