generico informar a su mdico acerca de los remedios a base de hierbas, vitaminas y aditivos si se da el caso.
18 Enero 2010
Lumen edita el implacable libro de McGilligan, crítico con el actor y director

Hoy está considerado como un auteur , el último clásico del cine americano. Pero no siempre fue así. Quién fue Clint Eastwood? Y lo más importante, cómo era? El próximo día 22, de la mano de la editorial Lumen, llegará a las librerías españolas la ácida, polémica e implacable biografía no autorizada del Hombre Sin Nombre. Tápense los oídos los fans acérrimos del cineasta.

Clint Eastwood. Biografía lleva la firma del solvente historiador de cine norteamericano Patrick McGilligan. En 800 páginas le han cabido muchas lindezas. Ahí va un resumen: mujeriego hasta decir basta, tacaño, con escaso talento a la hora de actuar, comprador de periodistas y aficionado a medicamentos "sanalotodo" para retrasar el envejecimiento. Ojo, hablamos de su pasado. Hoy nadie discute la capacidad de un cineasta al que la crítica empezó a venerar con Bird (1988) y que consagró con Sin perdón (1992).

El lanzamiento editorial coincide con el estreno, el 29 de enero, de Invictus , la última película de un director que está a punto de cumplir los 80 y que "ha ganado solvencia y libertad con los años", según Quim Casas, profesor universitario, crítico de El Periódico y autor de Clint Eastwood. Avatares del último cineasta clásico (Jaguar).

Lo primero que el historiador McGilligan deja claro en su biografía es que Eastwood era un muchacho bien educado y de buena posición social que, sin embargo, fue adoptando la pose de inadaptado rebelde al estilo James Dean. "No es cierto que fuera introvertido ni solitario", explica. Tampoco era un apasionado del deporte. "Cuando se acercaba a su último curso, tenía dos prioridades en la vida: los coches veloces y las mujeres fáciles", añade.

El Hombre Sin Nombre entró en la profesión de rebote y gracias a lo bien que explotó su físico. Sin embargo, en 1959 su carrera se encontraba en una situación "desesperada". Todo cambió con Rawhide , serie para televisión que le permitió sentirse cómodo en el wéstern. Luego llegó Sergio Leone. Y con él: Por un puñado de dólares , La muerte tenía un precio y El bueno, el feo y el malo . Cuando Leone dirigió a Robert de Niro en Erase una vez en América (1984), el realizador comparó a ambos actores. "Eastwood se mueve como un sonámbulo entre explosiones. Siempre es el mismo. Bobby es un actor. Clint una estrella".

En 1953, Eastwood se casó con Maggie Johnson, amantísima y sufrida esposa con la que tuvo dos hijos y de la que divorció en 1984 tras mil infidelidades. De hecho, la biografía insiste en la faceta de mujeriego incurable del actor, incluidos hijos extramatrimoniales y una aventurilla con una menor. "Mientras le trató como papi, todo fue bien, pero en cuanto quiso que la viera como una igual, la actitud de él hacia ella cambió", afirma McGilligan al hablar de la relación con Sondra Locke, a quien Eastwood animó a abortar dos veces.

Fuente de la noticia: La Voz de Asturias
PREMIOS LITERARIOS POR ORDEN ALFABETICO
LOS MAS VENDIDOS FICCIÓN // NO FICCIÓN
Desarrollada x Serlib Internet