generico informar a su mdico acerca de los remedios a base de hierbas, vitaminas y aditivos si se da el caso.
4 Mayo 2009
Los 18 volúmenes, ordenados temáticamente, se publicarán a lo largo de nueve años

"Setenta años en los cuáles me he dedicado a profundizar el sentido de una vida humana más justa y plena. No he vivido para escribir, pero he escrito para vivir de una manera más consciente y para ayudar a mis hermanos con pensamientos surgidos no tanto de mi mente, sino de una Fuente superior que bien puede llamarse Espíritu".

Son algunas de las palabras con las que el filósofo Raimon Panikkar (Barcelona, 1918), el pensador catalán vivo más reconocido internacionalmente, saluda a los que se adentran en el primer volumen de su Opera Omnia, titulado "Mística, plenitud de vida". Recién publicado, es el primero de un proyecto tan monumental como la obra de Panikkar: nada menos que 18 volúmenes, que aparecerán de la mano de la joven editorial Fragmenta a lo largo de unos nueve años, y que parten de la edición italiana que ha comenzado a publicar la editorial milanesa Jaca Book.

Ignasi Moreta, editor de Fragmenta, que se ha hecho un hueco en el mercado publicando en catalán libros sobre el fenómeno religioso y ha conseguido pequeños éxitos de ventas como "Monges", de Laia de Ahumada, las entrevistas a una veintena de religiosas que rompen tópicos, se enfrenta ahora a un reto enorme para una pequeña empresa, pero para el que de algún modo ya estaban destinados: el propio nombre de la editorial surgió de un libro de Panikkar. 

Y en pocos casos será tanta la importancia de contar con unas obras completas organizadas por el propio autor: Raimon Panikkar escribe en seis lenguas, preferentemente en castellano, catalán e inglés, pero también en francés, italiano y alemán, aparte de sus conocimientos de latín, griego y sánscrito. Lo que facilitaba que cada vez que traducían una de sus obras a otro idioma, él mismo revisara la traducción e introdujera modificaciones respecto a lo escrito en la versión original, de modo que sus ideas más recientes podían encontrarse justamente en la obra traducida.

"La obra completa tiene mucho sentido porque nos ofrece un corpus reordenado y unificado con las últimas correcciones", explica Moreta. Reordenada además porque los volúmenes no recogen la obra de forma cronológica sino temática. Panikkar, que junto a Milena Carrara Pavan –a quien ha confiado el cuidado de la publicación de todos sus escritos– ha estructurado la edición italiana de la obra –la definitiva y madre para todas las demás, de la que ya se llevan publicados dos volúmenes–, por temas como el cristianismo, el hinduismo, el budismo, espacio, tiempo y ciencia o culturas y religión en diálogo, uno de los temas por los que ha sido más celebrado el sabio de Tavertet, de cuya llegada a la india en 1954 como sacerdote católico dijo: "Me fui cristiano, me descubrí hindú y vuelvo budista, sin haber dejado de ser cristiano".

"Estarán todos los textos, también los de juventud y los del periodo del Opus, y también habrá un volumen de miscelánea, con conferencias, lecciones, prólogos y poesía, y, por último, fragmentos de un diario en parte inéditos. Publicaremos unos dos volúmenes por año", explica Moreta, que afirma que la obra del autor es "apasionante, incluso en los textos más básicos, tiene una categoría intelectual fortísima". No obstante, lamenta que "haya sido más reconocido fuera que aquí, donde tantas veces a la gente que vale y destaca no se la deja brillar o se la trata a patadas, como a Ors, Gaziel, Carner... 

Panikkar realizó su carrera fuera pero regresó en el año 86 en plena forma y apenas se le ha reconocido mientras fuera le llovían los premios. Es el único español que ha dado una de las Gifford Lectures e incluso se proponía su candidatura a Paz aunque él lo frenó por verlo muy politizado, pero quizá cuando regresó hablar de diálogo intercultural e interreligioso no era entendido mientras que hoy lo hace todo el mundo. Él tenía un lenguaje, y el país otro".

Para el editor, "Panikkar nos ha ayudado a descubrir que nuestra visión de las cosas no es la única, que el pensamiento occidental, racional, científico es una perspectiva, y pensar que lo es todo acaba siendo colonialismo banal, porque las otras culturas son mayores de edad".

Por lo pronto, en el primer volumen de su Opera Omnia, "Mística, plenitud de vida", recoge los textos "La nova innocència"; "Meditació sense objecte"; "L'Origen: el silenci"; "L'experiència de la Vida. La mística"; "Tres exemples de santedat: Clara, Joan de la Creu i Teresa d'Àvila", o "L'experiència suprema: Les vies d'Orient i Occident" para retratar el tema más importante de su vida y clave para interpretar todos sus otros escritos. Frente al reduccionismo de la existencia a los sentidos o la razón, la mística es, dice Panikkar con esa voluntad de ser más consciente y ayudar a que otros lo sean, la tercera dimensión que da relieve a la vida, aunque de ella se ha escrito mucho y mal. 

Él la llama "la experiencia de la vida", porque es una experiencia –la experiencia integral de la realidad– y no su interpretación, y no se trata de un privilegio de unos pocos en las alturas, sino de la característica humana por excelencia, aunque a veces, reconozca, vivamos distraídos o en la superficie, ya que supone interrogarse por el sentido de la vida y abrirse al misterio.

Fuente de la noticia: La Vanguardia
PREMIOS LITERARIOS POR ORDEN ALFABETICO
LOS MAS VENDIDOS FICCIÓN // NO FICCIÓN
Desarrollada x Serlib Internet