generico informar a su mdico acerca de los remedios a base de hierbas, vitaminas y aditivos si se da el caso.
2 Mayo 2009

El escritor francés Marcus Malte recurre a un policía atípico, Alexandre Astrid, en su primera novela publicada en España, "Garden of love", con la que, según ha dicho, subvierte también los códigos de la novela negra, al mezclar el género con la literatura de enigmas.

"Garden of love" (Ediciones Paidós) narra la historia de un manuscrito inquietante, casi diabólico, que un día recibe Astrid por correo, un texto titulado como la novela y de autor anónimo.

Pronto comprende que el manuscrito habla de su propia vida, extraviada, desnuda, destruida y el propio Astrid se enfrenta a sus extravíos con su carga de dolor y violencia, pues el autor del texto mezcla las pistas, con tanta perversidad que abre un sutil juego de manipulaciones, temores y lágrimas.

En una entrevista con EFE, Malte ha explicado que "cómo la mayor parte de las veces", empezó por saber la historia que iba a contar y después halló "los personajes apropiados para contar esa historia".

Esta forma de trabajar, añade, supone un gran esfuerzo, porque siempre hay que estar al acecho, pero también un gran placer, porque le sorprende a si mismo y eso le aleja de la monotonía o de encallarse en la rutina.

Llegar a la literatura fue para Malte una carrera de obstáculos a pesar de que ya desde joven escribía, y sólo se dedicó de manera profesional tras superar varios sueños rotos: "primero quise emular a Platini en el fútbol hasta que caí lesionado; después intenté sin éxito dedicarme al cine y a la música, y al final la literatura fue la forma artística que venció, porque era para lo que estaba más dotado".

Reconoce el escritor francés que en su literatura se deja notar sobre todo, la influencia de la música y por ello busca siempre la musicalidad de las frases: "Tengo la impresión de continuar haciendo música pero con palabras y no con notas".

Considera Malte que "Garden of love" sería "difícil" de llevar al cine, "porque si se quiere permanecer fiel al libro, resulta complicado evocar esa doble o triple identidad del protagonista".

El cine, añade el autor, "siempre es una simplificación en relación a la literatura y, por tanto, una posible película de esta novela siempre restaría una parte de su riqueza".

Alexander Astrid es un policía decadente, un alcohólico, y en eso "no es original, ni siquiera en la literatura francesa o la norteamericana, pero a partir de un personaje trivial me gusta hacerle hacer otras cosas, y en eso sí se aleja de la novela negra clásica".

Malte, que recibió el Gran Premio de las lectoras de la revista Elle en 2008 por "Garden of love", comenta que "todos los premios hacen mucha ilusión, porque suponen el reconocimiento al trabajo hecho y además te permiten llegar a un público más amplio".

Precisamente, ese premio Elle le abrió las puertas a su debut literario en España y en Italia, y ya ha publicado en su país una antología de cuentos.

Asegura que no piensa hacer una serie con el personaje de Alexander Astrid porque siempre tiene afecto con sus personajes, tanto los principales como los secundarios, pero cuando se publican las novelas, todo se acaba y se olvida de ellos.

Sin embargo, Malte planea construir una serie negra a partir de sus dos primeras novelas, que tenían un protagonista común. "Quizá lo retome", aunque, aclara, "no me gustar sentirme cautivo".

Aquel primer protagonista tampoco era un detective al uso, sino, como el propio Malte recuerda, se trataba de "un pianista de jazz negro, que hacía investigaciones casi por casualidad".

Fuente de la noticia: ADN
PREMIOS LITERARIOS POR ORDEN ALFABETICO
LOS MAS VENDIDOS FICCIÓN // NO FICCIÓN
Desarrollada x Serlib Internet