generico informar a su mdico acerca de los remedios a base de hierbas, vitaminas y aditivos si se da el caso.
18 Marzo 2009
La obra recoge casi mil cartas del Nobel gallego con María Zambrano, Rafael Alberti, Ramón J. Sender, Américo Castro, Emilio Prados, Francisco Ayala y Jorge Guillén, entre otros

Camilo José Cela (1916-2002) era un escritor cuidadoso hasta el delirio: guardaba todas las cartas que recibía, una copia de las que enviaba y hasta los telegramas que dictaba por teléfono. Esta coincienzuda labor ha permitido ahora recopilar la correspondencia que el Nobel gallego mantuvo con los principales autores del exilio, la mayoría de ellas inéditas. "Correspondencia con el exilio de Camilo José Cela" (Destino) se publica el próximo 7 de abril y muestra la relación de Cela, afín al régimen franquista, con "la otra mitad" de nuestra cultura. El prólogo es del novelista Eduardo Chamorro.
El volúmen reúne casi mil cartas que Cela cruzó con doce escritores imprescindibles de la cultura española del siglo XX entre 1935 y 1988: María Zambrano, Rafael Alberti, Américo Castro, Jorge Guillén, Emilio Prados, Luis Cernuda, Manuel Altolaguirre, Leçon Felipe, Corpus Barga, Ramón J. Sender, Fernando Arrabal y Francisco Ayala. Los editores han tenido que prescindir de las cartas de Max Aub, cuya reproducción no ha sido autorizada por sus herederos.
La historia de esta relación epistolar nace en la revista "Papeles de Son Armadans" -una de las publicaciones clave de la cultura española de la segunda mitad del siglo XX-que el autor de "La familia de Pascual Duarte" fundó en 1956 y dirigió hasta su desaparición en 1979, después de 276 números.
La Guerra Civil había mandado al exilio a buena parte de los grandes escritores españoles, por lo que Cela decidió contar con ellos para su revista.
La correspondencia de Cela consta de unas 90.000 cartas conservadas en su fundación de Iria Flavia. Es uno de los legados epistolares más importantes para conocer la cultura española de la posguerra. Su relación epistolar con los escritores exiliados es, pues, un capítulo decisivo que, además, muestra al Cela más cercano. También al más diplomático. Una de las frases que más se repite en las casi 900 páginas del libro, dicha a no menos de media docena de destinatarios, es: "En mi revista manda usted".

Frías, cariñosas, dramáticas

La primera de estas cartas está fechada el 29 de agosto de 1935 y la firma María Zambrano. Cela era todavía un poeta y había estado ingresado en un sanatorio del Guadarrama. La ensayista se preocupaba de él con mucho cariño: "¿Qué ha sido de su vida? ¿Qué lee? ¿Qué escribe? ¿Qué piensa?", le pregunta.
A Alberti le propuso en 1966 publicar un libro en Alfaguara, la editorial que Cela había fundado con sus hermanos. En concreto, sería un libro sobre Roma con fotografías de Carles Fontseré. No hay menciones a temas políticos y la añoranza parece que ha desaparecido.
La correspondencia más dramática es la que mantienen con el poeta Emilio Prados, que estaba exiliado en México, donde murió en 1962. Un mes antes, Cela le escribió: "Tú no te puedes morir ahí. Tú tienes que vivir aquí". Sin embargo, con Luis Cernuda es fría, puramente profesional. El carteo más extenso fue con el historiador Américo Castro, que Cela admiraba y cuidó atendiendo una largas cartas en las que le hablaba de sus investigaciones.
Camilo José Cela (Iria Flavia, 1916- Madrid, 2002) fue uno de los escritores más relevantes y singulares del siglo XX. En 1942 se situó en primera línea de la narrativas española con La familia de Pascual Duart. Académico de la lengua, en 1987 recibió el Premio Príncipe de Asturias y en 1989 el Premio Nobel.

Fuente de la noticia: El Faro de Vigo
PREMIOS LITERARIOS POR ORDEN ALFABETICO
LOS MAS VENDIDOS FICCIÓN // NO FICCIÓN
Desarrollada x Serlib Internet