generico informar a su mdico acerca de los remedios a base de hierbas, vitaminas y aditivos si se da el caso.
4 Febrero 2016

'No te conozcas a ti mismo', publicado por KRK, se presenta hoy a las 19 horas en la Librería Cervantes de Oviedo.

De Moisés Mori (Cangas de Onís, 1950) se ha dicho que es un autor casi secreto. Quizá sea por la discrección con que va construyendo su obra, pese a que cada entrega se convierta en todo un acontecimiento. Minucioso, detallista y brillante, ha transformado sus referentes en materia literaria, modulándolos a su voz. Investigando, haciendo partícipe al lector de sus pasiones y levantando una ficción que, más que al ensayo, le acerca a lo poético. Fascinó con 'Estampas rusas', 'El nombre es lento', 'Voces de Albania', 'Escenas de la vida de Annie Ernaux' o 'Arte y romance' -su primer poemario-. Ahora disecciona en 'No te conozcas a ti mismo', que hoy se presenta a las 19 horas en la librería Cervantes de Oviedo, a tres escritores franceses de los siglos XIX y XX -los imprescindibles Gérard de Nerval, Marcel Schwob y Raymond Roussel-, guiando al lector a través de su inteligente mirada, que es capaz como pocas de iluminar los sinuosos e inspiradores espacios de la penumbra.

Autores extraordinarios, existencias fascinantes, vidas atribuladas y breves. Pareciera que el título, tomado de Schwob, fuese una advertencia acerca del viaje que propone el libro...

El título del libro está tomado, en efecto, de unas palabras de Monelle, personaje de Schwob. Yo lo he elegido más bien por lo que tiene de paradójico, por poner en cuestión una verdad recibida, el sentido común. Pero es cierto que algo tiene también de aviso a quienes (escritores o lectores; al autor de este libro, sin ir más lejos) se preocupan demasiado por indagar en sí mismos, y a los que podríamos recordarles, por ejemplo, aquel lema de Walt Whitman: «Uno Mismo y En masa».

Nerval, Schwob y Roussel. ¿Qué han supuesto para el Moisés lector que ha decidido escribir a través de ellos?

Son tres autores muy distintos, que siempre me han interesado y a los que me he acercado ahora más detenidamente. Nerval es para mí, ante todo, el autor de 'Las quimeras', esa tensión poética; Schwob, la delicada combinación entre fantasía y biografía de 'Vidas imaginarias'; el Roussel de 'Locus Solus' lleva la escritura a un límite que produce verdadero asombro, casi vértigo.

Borges atribuía a Schwob la invención de un método consistente en el vaivén entre historia e imaginación. ¿Se podría explicar así también la manera de Moisés Mori?

Se entiende bien lo que Borges quiere decir; pero ese método es tan antiguo como 'La Ilíada'; constituye la razón de la literatura. Es, en definitiva, el de Borges y el de Galdós. Todo es cuestión de medida: un poco más, algo menos.

¿Biografemas tal vez?

Biografemas es un término que usa Barthes: se refiere con él a algunos detalles o rasgos biográficos que podrían muy bien dar cuenta de la vida de una persona; él mismo hizo eso, más o menos, en Barthes por Barthes. Y Schwob también había planteado algo similar para sus 'Vidas imaginarias'. Seguramente lo que yo escribo puede relacionarse con lo que otros hacen (y me refiero aquí a los próximos, a escritores de mi talla), con algún programa bien catalogado; sin embargo, no pretendo seguir una línea concreta: escribo lo que puedo.

Escribió Nerval que él era uno de esos escritores cuya vida se une íntimamente a su obra. ¿Diría que son esos los autores que le interesan?

No, no lo digo. Me interesan Esquilo, Shakespeare, Cervantes, San Juan de la Cruz, Balzac, Kafka, Pessoa... ¿Dirías tú que éstos son escritores cuya vida se une íntimamente a sus obras? Yo diría que sí.

Lo único que importa es el conflicto que se manifiesta en la escritura, afirma. «La energía, no los nombres propios. El fuego, no la corteza biográfica». ¿Qué le atrajo de estos tres autores para indagar en su biografía y en su bibliografía?

La literatura es un artefacto ideológico, un signo de una época, de los conflictos y debates de un tiempo histórico; y es también el producto de un individuo concreto, de un escritor también determinado por sus circunstancias personales. Esa es la energía: historia y cuerpo; clase y deseo.

Hace unos días, Vila-Matas celebraba la salida de esta obra y hacía una defensa de la invención literaria. ¿Coincide con él en que pareciera que hoy se promociona el relato llamado verídico en detrimento de la ficción?

Admiro la literatura de Vila-Matas y es para mí una gran alegría que le haya interesado 'No te conozcas a ti mismo'. Y, por supuesto, me parece importante que, con independencia de las 'promociones', sepamos encontrar aquella literatura que realmente tenga entidad.

En un momento dado dice que somos deudores de un canon heredado que aceptamos por pereza. ¿Deberíamos cuestionar más aquello que nos llega e indagar en busca de alimentar un espíritu más crítico?

Que conste que lo digo porque soy yo el que se muestra perezoso. Sí, nos acercamos a las obras literarias con un 'horizonte de expectativas' inevitablemente marcado por la tradición, por la escuela, etc. Bien. Pero, aun desde esos presupuestos, los libros hay que leerlos y ver en realidad qué suponen para nosotros.

Resulta difícil para cualquier escritor prescindir de la valoración que de su obra hacen sus contemporáneos, dice. ¿Hasta qué punto logra mantener distancia de esas opiniones, si es que lo hace?

Media distancia: muy bien y muy mal.

¿Escribir para ser mejor lector?

Todos mis libros tratan de mis lecturas. Es un tópico de falsa modestia (un feo lugar común) decir que se es lector antes que autor. Pero daré un dato objetivo: publiqué mi primer libro cuando ya había cumplido los 40 años. Solo entonces caí en la cuenta de que el hecho de escribir (pese a que también tiene sus inconvenientes) me hacía leer de otra manera, mejor.

Fuente de la noticia: El Comercio
PREMIOS LITERARIOS POR ORDEN ALFABETICO
LOS MAS VENDIDOS FICCIÓN // NO FICCIÓN
Desarrollada x Serlib Internet