generico informar a su mdico acerca de los remedios a base de hierbas, vitaminas y aditivos si se da el caso.
22 Mayo 2015

Los autores de “La España posible” plantean cambios para regenerar la democracia y acabar con la corrupción.

“España necesita una ley de partidos políticos”. Los economistas Luis Garicano (autor del programa económico de Ciudadanos) y César Molinas; el diplomático Carles Casajuana y el colectivo de juristas denominado Sansón Carrasco coinciden en plantear la implantación de una ley de partidos como la mejor forma de regenerar la democracia y acabar con la corrupción.

Los cuatro sostuvieron que una nueva ley de partidos mejoraría el funcionamiento de las instituciones y reduciría la corrupción. Según Molinas, el problema “no es la corrupción en sí; son los mecanismos para corregirla” y esos mecanismos son la competencia dentro de los partidos, la transparencia y las auditorías de cuentas.

Este mensaje se recoge en el libro La España posible, que en realidad es la recopilación de cuatro libros escritos por cada uno de los citados. Los textos de la obra circulan por la misma vía de la regeneración democrática y lanza la misma proclama recogida en El Manifiesto de los Cien.

Según César Molinas, la situación actual deriva “de que no hay una política de calidad alta y los partidos españoles no son homologables con los países más avanzados. España es el único país relevante donde los partidos se autorregulan”. A su juicio, tendrían que ser regulados y dar cuenta de sus actuaciones. Molinas ante esto dijo que “ahora las cosas están cambiando porque la sociedad civil ha vuelto a aparecer y eso es una buena noticia”. “Tenemos que cambiar la manera de hacer política”, enfatizó.

Luis Garicano, por su parte, subrayó que la política en España se ha argentinizado, en el sentido de que todo está impregnado de política. Además, añadió que la sociedad ha perdido el rumbo con el dinero fácil.

El diplomático Carles Casajuana fue en este sentido más allá subrayando que esto ha llevado a un gran descrédito de los políticos. “El poder es una historia de amor que acaba mal, es decir, los políticos tienen que prometer cosas que luego no pueden cumplir”, manifestó. Casajuana echó más leña al fuego: “La política es el reino del azar. El político apuesta como en un casino pero el casino tiene unas reglas que hay que cumplir; e igualmente existen unas reglas en el comportamiento de las personas que juegan en él. Es decir, se necesita una ley que lo regule”.

Elisa de la Nuez, que habló en nombre del colectivo de juristas, destacó el deterioro que a su juicio sufren las instituciones y el Estado de derecho. “Hay que pasar de un Estado clientelar a un Estado fuerte”, dijo, y se preguntó: “¿Por qué tienen tantos fallos las instituciones?”. La respuesta la dio ella misma: “Porque están colonizadas por los partidos. La Administración está muy politizada, sobre todo la local donde los controles son más débiles”.

Los participantes concluyeron en que lo que hay que señalar son los problemas y buscar las soluciones. Y eso hay que negociarlo. En ese sentido, reseñaron que los viejos partidos se van a resistir, pero que las nuevas corrientes que han surgido aprietan. “Los pactos son señal de madurez democrática”, subrayaron.

Fuente de la noticia: El País
PREMIOS LITERARIOS POR ORDEN ALFABETICO
LOS MAS VENDIDOS FICCIÓN // NO FICCIÓN
Desarrollada x Serlib Internet