generico informar a su mdico acerca de los remedios a base de hierbas, vitaminas y aditivos si se da el caso.
22 Enero 2015

“Este mensaje se autodestruirá en un minuto”. La mítica frase que terminaba todas las comunicaciones oficiales que recibía el Inspector Gadget o los espías de Misión Imposible, y que anticipaba la explosión que borraría para siempre la nota secreta, también es la filosofía de una revolucionaria acción publicitaria que acompaña al lanzamiento del último libro de James Patterson.

Este escritor estadounidense de novelas de suspense y una agencia de publicidad han creado el primer libro que se autodestruye del mundo. Todo para promocionar su último trabajo, Private Vegas. Para anunciar tan loca iniciativa, han creado el siguiente vídeo:

1.000 de sus seguidores más acérrimos podrán descargarse una copia del libro para ebooks que solo estará disponible en sus aparatos durante 24 horas. Después, se borrará y desaparecerá para siempre. Si no les ha dado tiempo a leerla, es su problema.

Pero lo realmente impactante no es esa acción a lo Snapchat -la app que envía fotos que se borran en el teléfono del receptor unos segundos después de ser recibidas- sino el libro ‘real’ que se quema a si mismo un día después de ser abierto.

Este volumen, el primero que se pone a la venta en el mundo, lleva adosado un marcador que inicia una cuenta atrás cuando se abre por primera vez. Sí, como en las películas. Cuando llega a cero, el libro se destruye.

Pero quien quiera hacerse con este original objeto, deberá preparar la cartera: cuesta la friolera de 294.038 dólares (253.304 euros) y solo se va a fabricar uno. Además de poder sentirse como un espía con el libro en las manos, quien lo compre podrá disfrutar de una cena con el autor de la novela. Además, la editorial se hace cargo del viaje del comprador hasta la ciudad en la que Patterson se encuentre. 

El autor explica en declaraciones a Mashable que “el mundo de los libros debe competir con el cine, la televisión, etc… Y creo que yo estoy en la posición adecuada para hacerlo. Fui a una pequeña agencia de publicidad y les pedí que hiciéramos algo relevante, algo inusual, como los libros que escribo, y que llame mucho la atención”.

Para el escritor, el principal problema al que se enfrenta un novelista es no destacar. “Antes había muchas librerías, pero ya no. La gente no puede pasear frene a un montón de libros  escoger el que más les guste. Además, cada vez hay menos crítica literaria. Por eso hay que recurrir a estos pequeños trucos de marketing”, analiza Patterson.

Además, el libro viene firmado. Pero claro, quien lo compre solo podrá disfrutar unas horas del autógrafo, por que luego desaparecerá para siempre. Bueno, quedará reducido a simples (y carísimas) cenizas.

Fuente de la noticia: Yahoo
PREMIOS LITERARIOS POR ORDEN ALFABETICO
LOS MAS VENDIDOS FICCIÓN // NO FICCIÓN
Desarrollada x Serlib Internet