generico informar a su mdico acerca de los remedios a base de hierbas, vitaminas y aditivos si se da el caso.
5 Abril 2014

En los últimos años, numerosos libros han abordado la figura de uno de los grandes iconos de la cultura del siglo XX.

«Quizás el chico nunca haya existido», escribe William Burroughs (1914-1997) al comienzo de «Los chicos salvajes» (1971), novela que narra la revolución iniciada por un grupo de jóvenes para acabar con el modelo social de finales del siglo XX. Pero resultó que ese muchacho existía y se llamaba Kurt Cobain (1967-1994). Un Cobain que, nervioso como un escolar ante su primer día de colegio, viajó el 21 de octubre de 1993 junto a su mánager, Alex McLeod, hasta Lawrence (Kansas) para conocer a Burroughs, su héroe y gran influencia. Según McLeod, conocerle fue para Cobain «un gran regalo», algo que «jamás pensó que podría suceder»

Este encuentro, del que se tuvo constancia gracias a cuatro fotografías (una de ellas ilustra este artículo) que aparecieron junto a las pertenencias del músico tras su fallecimiento, ha servido a Servando Rocha como punto de partida de «Nada es verdad, todo está permitido» (Alpha Decay), libro que retrata con acertado pulso el espíritu de la cultura de los 90. Una cultura que bailaba al ritmo de Nirvana y seguía, aunque de lejos, los efluvios filosóficos de la generación Beat, llamada a ser sucedida por los jóvenes X, herederos del malditismo de Kurt Cobain.

Un malditismo que terminó en tragedia hace hoy veinte años y al que, de alguna forma, ha intentado dar respuesta la periodista Carrie Borzillo en «Kurt Cobain. La historia de Nirvana» (Libros Cúpula), publicado hace apenas un mes en nuestro país. Con testimonios y fotos inéditas (Borzillo realizó más de 50 entrevistas a personas cercanas al músico de Seattle), el libro busca separar realidad y ficción, dos mitades que en ocasiones han ido demasiado de la mano en lo que a la historia del músico se refiere. Para ello, la autora registra el día a día de las carreras y las vidas de los integrantes de Nirvana y añade testimonios en primera persona, anécdotas de los momentos más importantes de la banda y recuerdos sobre su corta e intensa discografía.
Extensa colección literaria

Los libros de Rocha y Borzillo son solo los dos últimos ejemplos de una extensa colección literaria en torno a la figura del líder de Nirvana. Desde la publicación en 2003 de sus inquietantes «Diarios inéditos» (Reservoir Books) a la biografía «Heavier than heavier» (Mondadori, 2005), en la que Charles R. Cross, que tuvo acceso a la correspondencia personal de Cobain, recogió más de 400 testimonios para construir un retrato íntimo y estremecedor. Sin olvidar el cómic «Kurt Cobain. El ángel errático» (Malsinet, 2005), la colección de artículos «El enigma Kurt Cobain» (Ma Non Troppo, 2007), la novela de Care Santos«La muerte de Kurt Cobain» (Alba), «Cobain íntimo» (Caelus Books, 2008) o «Kurt Cobain» (Orion, 2001).

Pero no solo de literatura vive el mito de Kurt Cobain. Gus Van Sant retrató los últimos días del líder de Nirvana en la película«Last Days» (2005), con Michael Pitt como digno protagonista, y A. J. Schnack dirigió el peculiar documental «Kurt Cobain: About a Son» (2006), que se estrenó en Toronto y ganó el festival In-Edit.

Fuente de la noticia: ABC
PREMIOS LITERARIOS POR ORDEN ALFABETICO
LOS MAS VENDIDOS FICCIÓN // NO FICCIÓN
Desarrollada x Serlib Internet