generico informar a su mdico acerca de los remedios a base de hierbas, vitaminas y aditivos si se da el caso.
15 Abril 2013

El escritor danés Jussi Adler-Olsen cuenta en la novela "Expediente 64" la pervivencia de la eugenesia en su país, una práctica que se prolongó hasta comienzos de los años 60 del pasado siglo y que "muy pocas personas conocían en Dinamarca".

"La historia -ha dicho en escritor durante una entrevista con EFE- me la contó mi padre cuando yo era niño al pasar en barco frente a la pequeña isla donde estaban las instalaciones para la práctica de la eugenesia".

La eugenesia fue un movimiento nacido a finales de siglo XIX cuyo objetivo era conseguir nacimientos de bebés cada vez más sanos e inteligentes, lo que llevó a prácticas abusivas contra determinados grupos sociales en diversos países escandinavos, Estados Unidos y especialmente en la Alemania nazi.

En Dinamarca, la eugenesia pervivió en el siglo XX como una práctica contra mujeres, sobre todo entre prostitutas, desarraigadas sociales o simplemente las que no aceptaban las normas de la sociedad danesa de la época.

En torno a esta práctica, Adler-Olsen construye la venganza de una de las víctimas de la eugenesia en la que le da una vuelta de tuerca al planteamiento clásico de las novelas de Agatha Christie, en las que un sagaz detective descubre al asesino dentro de un ramillete de sospechosos.

No podía faltar en una trama sobre la pureza racial la extrema derecha, que en estos momentos no existe como partido político en Dinamarca pero sí hay corrientes de opinión que apoyan sus ideas.

"En todas las sociedades- ha precisado el escritor- existen movimientos parecidos que sueñan con tiempos mejores para unos pocos".

En Dinamarca hay sectores de la sociedad donde se manifiestan este tipo de opiniones, aunque no están organizados políticamente, dice Adler-Olsen, que considera que el peligro de la extrema derecha radica "cuando está oculta".

"Expediente 64" (Editorial Maeva) es un caso narrado en tres tiempos diferentes y cada uno de ellos incluye la práctica de la eugenesia, la venganza de una de sus víctimas y la resolución del caso en el siglo XXI, del que se encarga el inspector Carl Morck.

Morck es un policía atípico en Dinamarca, según Adler-Olsen, porque se encarga de un departamento que "no podría existir en mi país, en el que se investigan casos de todas las épocas y de todo el país".

El departamento fue creado por los jefes de Morck "para aprovechar las subvenciones que recibían y no tener que devolverlas. A ese departamento destinan a Morck, para quitárselo de encima, porque es un poco vago y no le importaría que le despidan, pero que no tiene más remedio que aguantar en ese puesto porque el trabajo no abunda en la Dinamarca actual".

Por estas circunstancias, Morck, según su creador, hace lo que le da "la gana", aunque matiza que es un policía que no podría existir en la Dinamarca actual.

Adler-Olsen dice que el tema de la eugenesia salió a luz en su país cuando se publicó su libro; "muy poca gente conocía esta historia y a raíz de la publicación de mi novela se armó un revuelo. La ministra de Sanidad intervino y se habló de ayudar las víctimas que aún vivían, pero al final no se hizo nada".

Fuente de la noticia: Yahoo Noticias
PREMIOS LITERARIOS POR ORDEN ALFABETICO
LOS MAS VENDIDOS FICCIÓN // NO FICCIÓN
Desarrollada x Serlib Internet